Encontrá el mejor vuelo a Europa

Ida y vueltaSolo idaMúltiples ciudades
Salida
jue. 1-7
Vuelta
jue. 8-7
Viajeros
1, Económica

Vuelos de Seattle a Europa

Estambul
Buscar vuelos
Moscú
Buscar vuelos
Londres
Buscar vuelos
París
Buscar vuelos
Kiev
Buscar vuelos
Madrid
Buscar vuelos

Lugares para explorar en Europa

Estambul
Las mezquitas, bazares y baños turcos de Estambul podrían mantenerte felizmente ocupado durante todo tu viaje: una imagen impresionante de arquitectura por aquí, un regateo afable por una alfombra por allá. Empezá tu viaje en el imponente Sultan Ahmet Camii (Mezquita Azul), que puede verse desde muchos puntos de la ciudad. Paseá por el puente Gálata y detenete en el Parque Miniaturk para ver sus diminutos artefactos. El Gran Bazar tiene miles de tiendas para recorrer, mientras que el Bazar Egipcio es un tesoro fragante de especias y frutas.
Explorá Estambul
Moscú
Moscú, el centro político, científico, histórico, arquitectónico y comercial de Rusia, muestra los mayores contrastes del país. Lo antiguo y lo moderno van de la mano en esta ciudad de 10 millones de habitantes. Subí al metro en una de las estaciones ornamentadas para visitar la Plaza Roja, el Kremlin y las nueve cúpulas de la catedral de San Basilio, el mausoleo de Lenin, el Museo del KGB y otros símbolos del magnífico, y a la vez terrible, pasado de Moscú. Después relajate yendo de shopping por el Anillo de los Bulevares, o bien observá a los transeúntes en la Plaza Pushkin.
Explorá Moscú
Londres
Las joyas de la corona, Buckingham Palace, Camden Market… En Londres, la historia se superpone con el arte, la moda, la comida y la buena cerveza británica. Un día perfecto es diferente para cada uno: los cazadores de cultura no deberían perderse el museo Tate Modern y en el Royal Opera House. A los fanáticos de la ropa se les va a hacer agua la boca en las tiendas de Oxford Street. Para los gourmets, un té con crema en Harrod’s o un pescado crocante en una pescadería adecuada ofrece el clásico sabor londinense. Los amantes de la música y los libros se van a volver locos en Abbey Road y el Museo de Sherlock Holmes (en 221B Baker Street, por supuesto).
Explorá Londres
París
Detenerse a saborear un pain au chocolat en un café con mesas en la vereda, relajarse después de un día de haber caminado por la orilla del Siena y maravillarse con íconos como la torre Eiffel y el Arco del Triunfo… la perfecta experiencia parisina combina tiempo libre y vitalidad, con suficiente tiempo para saborear tanto una comida exquisita como las exposiciones del Louvre. Despertá tu espíritu en Notre Dame, buscá gangas en el Marché aux Puces de Montreuil o cosas ricas en el Marché Biologique Raspail, y terminá tu día con un arriesgado espectáculo en el Moulin Rouge.
Explorá París
Kiev
Después de haber sobrevivido al Imperio mongol, a la Segunda Guerra Mundial, a Chernóbil y al dominio soviético, Kiev se alza como la orgullosa capital de Ucrania. Su impresionante oferta de teatros, museos, lugares religiosos, edificios modernos y ruinas antiguas convierte a la ciudad en el corazón de la cultura ucraniana. El monasterio de las Cuevas, que data del año 1015, y la catedral de Santa Sofía, de 1037, han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. El Museo de la Gran Guerra Patria, coronado por la impresionante estatua de la Madre Patria, ofrece unas vistas magníficas de la ciudad.
Explorá Kiev
Madrid
Tantos edificios en Madrid parecen castillos que te va a parecer que estás en un cuento de hadas. Incluso el Ayuntamiento es asombroso, con sus pináculos blancos y sus detalles neogóticos. Un tour arquitectónico autoguiado puede comenzar en la grandiosa estatua del oso y el madroño en la Puerta del Sol. Recorré el extravagante Palacio Real antes de absorber la belleza natural del Parque del Retiro, luego visitá alguno de los muchos museos de la ciudad. Podés terminar felizmente cada día picando una paella mientras probás un vino español de la zona de La Rioja.
Explorá Madrid
Atenas
Aunque antiguamente se la conocía por el humo, el tráfico y las edificaciones de mal gusto, Atenas es ahora una ciudad reformada gracias a la riqueza que generaron los Juegos Olímpicos de Verano de 2004. Calles y parques limpios, un metro ultramoderno, nuevas autopistas, un aeropuerto accesible y todas las indicaciones en un perfecto inglés han hecho de esta ciudad un lugar donde resulta fácil moverse. Digna merecedora de ser algo más que una simple escala en la ruta hacia las islas, Atenas cuenta entre sus selectos emplazamientos con algunos de los pilares sobre los que se funda la historia de Occidente, desde la Acrópolis al templo de Zeus Olímpico, pasando por los tesoros del Museo Arqueológico Nacional.
Explorá Atenas
Ámsterdam
Amsterdam es verdaderamente una ciudad de ciclistas, a pesar de que pedalear por las laberínticas calles puede volverse un poco caótico. Limitate a caminar y no te vas a decepcionar. Los suaves canales son un perfecto telón de fondo para explorar el barrio Jordaan y la plaza Rembrandtplein. Pasá por el Barrio Rojo si lo tenés que hacer, solo para decir que estuviste ahí. La casa de Ana Frank es una de las experiencias más conmovedoras que pueda tener un viajero, y el Museo de Van Gogh se enorgullece de contar con una sensacional colección de obras.
Explorá Ámsterdam