Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Calidad y cantidad, sin reservar.”
Opinión sobre el la posada del mar

la posada del mar
Clasificado como N.º 43 de 148 Restaurantes en Telde
Detalles del restaurante
Opinión escrita 13 de febrero de 2021 mediante dispositivo móvil

Un lugar genial para comer, hemos estado dos veces en quince días y cada vez mejor.
Servicio rápido y se puede comer sin reserva, aunque suele haber gente esperando.
La comida genial de sabor y cantidad. Haced siempre caso a lo que recomiende la dueña.
Muy recomendable.

Fecha de la visita: febrero de 2021
Agradecele a DanisaWanderlust
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribir una opiniónOpiniones (177)
Calificación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas

4 - 8 de 177 opiniones

Opinión escrita 28 de enero de 2021

La dueña empaña todo el buen trabajo que pretenden los camareros-as. De entrada nos querían sentar al sol...con dos niñas pequeñas. En segundo lugar, de forma muy poco educada, que allí se iba a comer y los niños o niñas que se quedaban en la terraza o playa jugando ,que de eso nada. La ensalada ,pasada con hortaliza estropeada .Y para rematar cuando estábamos con el postre, me dice que me va a traer la cuenta....que si no me importa. UNA MALEDUCADA Y NO REPITO ADEMÁS MIS AMIGOS-AS IBAN A IR AL DIA SIGUIENTE Y LES ACONSEJÉ QUE ES LO PEOR.

Fecha de la visita: enero de 2021
    • Calidad/precio
    • Servicio
    • Comida
Agradecele a criticajustaylibre
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 13 de septiembre de 2020

El servicio fue rápido y la comida con raciones generosas. Papas arrugadas en su punto. Pero después de pedir la cuenta ( casi 100 euros 3 adultos y dos niños) solicitamos unos chupitos y cuál fue nuestra sorpresa cuando la camarera retira la cuenta para añadir el coste de los chupitos. (Casi 5 euros por tres chupitos tamaño mini) No es el coste. Es el detalle.

Fecha de la visita: septiembre de 2020
Agradecele a chicle200
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 6 de septiembre de 2020

Estaba todo riquísimo.Súper barato.Nos encantó el trato y las sugerencias. Recomendable 100%.¡Volveremos!

Fecha de la visita: septiembre de 2020
Agradecele a maritrinim
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 12 de agosto de 2020 mediante dispositivo móvil

Zona frecuentada por los que somos locales, con restaurantes informales, más asociados con el concepto nuestro de `bochinche de playa’, en los que por lo general, se come bien.
Cuatro de la tarde. Pleno verano. Un sol que raja el asfalto. Las terrazas, abarrotadas, con gente haciendo parkour, el pino y volteretas alternadas con acrobacias al aire para encajar todos en un mismo sitio. Colas sin fin; juergas y sobremesas de una hora, dos, y bueno..., las que Dios los mantenga en pie; digo... sentados; a base de café o té, y tiro porque me toca. —A Rita, que espere. Que nos queda otra horita haciendo brainstorming para barajar las posibilidades de si dejar cincuenta, o sesenta céntimos de propina. Y comuníquele que se entretenga a base de Padres Nuestros en la acera, que estoy aquí pendiente de que me traigan la hamaca, a ver si con la misma, paso la noche sin mover un pie de la mesa—.
Obligan a comensales a abandonar un restaurante por no coincidir exactamente con el número de asientos en mesa y dejar una silla libre, pero permiten comidas interminables con dos platos. ¡Brillante! La Santa Trinidad entre los planes de cómo rentabilizar un negocio, ¡Espantando a los clientes!. Sentido común: redoble de tambores...: sin palabras.
Al caso. Había mesas vacías, y una vez nos hubimos sentado y rezamos un par de plegarias al Señor por si de casualidad tenía pensado acabar con nosotros bajo aquel toldo abrasador, e ignorar el perdón de nuestros pecados, recibimos unas cartas con sus azules y su tipografía preciosa del Word, y... BUM 17 tortazos de media el plato. Por un momento, casi me atraganto a base de margaritas en un hotel elitista de Antibes, aunque más allá de mi imaginación, lo hacía con el hueso de una aceituna, y allá abajo en la playa Melenara.
Soy sensato, pero con el calor y esos precios injustificados, la benevolencia con la que opino sobre un garito de playa, se evapora al instante.
Platos muy medios; de suficiente, con suerte. Es inaceptable, repito, con esos precios, encontrar un pelo rizado y de un color turbio, de unos 15 centímetros, enredado en las puntillas. Muy desagradable. Tampoco es de recibo, la justificación por parte del restaurante, de que el producto que sirven ha viajado de congelador en congelador desde no se sabe dónde, petrificado en un bloque de hielo, y que era de esperar encontrar literalmente de todo allí. Las enjuagaban varias veces para servir un plato de puntillas, poco menos que tomándose la molestia de extraerlas con agua hirviendo, y a pico y pala de un iceberg importado. Mudo de asombro.
Vueltas de ternera, tiernas y de buen sabor. Acompañadas de papas fritas y su correspondiente guarnición de pelos.

Fecha de la visita: julio de 2020
Agradecele a HectorLFlorido
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron la posada del mar también vieron

 

¿Estuviste en la posada del mar? Compartí tus experiencias

Escribí tu opinión Compartí tus fotos

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

¿Es el propietario o administrador de este establecimiento? Solicite su perfil gratis para responder las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Solicite su perfil