Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Sí y no”
Opinión sobre el Àpats Quattros

Àpats Quattros
Clasificado como N.º 61 de 798 Restaurantes en Tarragona
Certificado de Excelencia
Rango de precios: US$ 13 - US$ 33
Comida: Fuente de soda, Mariscos, Española, Contemporánea
Descripción: Àpats Quattros propone una cocina que combina la vanguardia culinaria con sabores tradicionales, para ofrecer platos originales, sorprendentes, llenos de sabor y color y, al mismo tiempo, honestos, saludables y satisfactorios.
Detalles del restaurante
Descripción: Àpats Quattros propone una cocina que combina la vanguardia culinaria con sabores tradicionales, para ofrecer platos originales, sorprendentes, llenos de sabor y color y, al mismo tiempo, honestos, saludables y satisfactorios.
Opinión escrita 3 semanas atrás mediante dispositivo móvil

Resumen de una cena de cuatro personas: Ensalada de cabra y pollo crujiente con salsa mostaza bastante buenos, repetiria.
Carpaccio de bacalao muy escaso y servido en un plato caliente...después del primer bocado no comí más.
Patatas con foie pésimo, huevo pasado, foie cutre y patatas blandas...te lo comes por comer...
Camarero un 10, amable y educado.

Volver... no creo...

Fecha de la visita: septiembre de 2019
1  Agradecele a 13laiam
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribir una opiniónOpiniones (119)
Calificación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas

4 - 8 de 119 opiniones

Opinión escrita 20 de agosto de 2019

Cena en grupo, con reserva y menú cerrado. Entrantes excesivos (salmorejo, bravas, pan con tomate, chipirones y mejillones) llegas al segundo plato demasiado lleno. El segundo plato correcto. El postre se podia sustituir por el café (tarta congelada o yogur liquido poco esmero en este apartado). El detalle que no me gustó nada fue en la bebida. En el menú entraba una, agua o caña o botella de vino para 4. Eramos 10 trae una de tinto una de blanco y dos botellines de 250cc de agua. Nos dice que el resto se cobrará a parte. Tanto cuesta poner botellas o jarra grande de agua? Me pareció ridículo

Fecha de la visita: agosto de 2019
    • Relación calidad-precio
    • Servicio
    • Comida
1  Agradecele a Mpmdc
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 17 de agosto de 2019 mediante dispositivo móvil

Hemos ido varias veces a este restaurante y la calidad y elaboración de los diferentes platos que hemos probado es muy buena. El servicio de todos los chic@s es excelente y el precio está muy bien. En el centro de Tarragona, parte antigua zona del Ayuntamiento. Mucho ambiente. Recomendar en especial las tiras de pollo con salsa de mostaza y el tataki de atún, y solomillo, aunque todo está muy bueno. Tb tienen carnes a la brasa. Lo único que no nos gustó fue el acompañamiento del magret de pato, que venía únicamente con 2 espárragos, aspecto a mejorat, los acompañamientos de los demás platos con verduras a la plancha o tempura, pero el magret estaba delicioso. Enhorabuena al equipo por la organización, rapidez, trato, servicio, limpieza, y elaboración de platos.

Fecha de la visita: agosto de 2019
Agradecele a stortosa
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 1 de agosto de 2019 mediante dispositivo móvil

Fuimos 7 amigas que habitualmente quedamos para comer y esta vez reservamos aquí para las
15h. Una vez dentro no se podía estar del calor que hacia a pesar de tener aire acondicionado, y al pedir que nos pusieran un poco de frio, nos dicen que una mujer se había quejado del frio y lo habían puesto mas flojo, así que nosotras tuvimos que sacar los abanicos.
A partir de aquí:
No habia mucha gente, tomaron nota, pedimos todas el menu diario y trajeron la bebida enseguida, pero eran las 15.30 cuando sirvieron el primer plato, que eran 5 platos de mejillones, 1 ensalada, que al rato vino el camarero con un vaso con medio tomate troceado porque nos dijo que se les habia olvidado ponerlo en el plato, y 1 gazpacho, que se podia tomar pero habian puesto los acompañamientos de un salmorejo, huevo duro y jamon.
Pero esto seria una simple anecdota, ya que, todas pedimos arroz negro y eran las 16.15 cuando nos trajeron el arroz y cual es nuestra sorpresa que era arroz blanco, superpastoso, con 4 mejillones al lado del arroz y con sabor a arroz hervido con lo que parecian champiñones troceados, pero que no supimos acertar porque el camarero nos dijo que el arroz tenia marisco, según el camarero, pero que se habian quedado sin tinta.
Así que las que tenían mucha hambre se comieron esa especie de risoto con marisco, siempre según el camarero, y las que no lo quisimos esperamos casi 30 minutos mas para que nos trajeran una longaniza que le faltaba un poco mas de tiempo en la sartén, pero que decidimos no pedirlo porque ya faltaban unos minutos para las 17h.
Agradecimos las disculpas reiteradas del camarero, pero la verdad es que a ninguna de nosotras nos había pasado nunca una situación tan desastrosa como la vivida en este restaurante, inolvidable.

Fecha de la visita: julio de 2019
1  Agradecele a 974isabele
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Juagardac, Director de Relaciones con Clientes en Àpats Quattros, respondió a esta opiniónRespondida el 2 de agosto de 2019

Después de esta concatenación de infortunios culinarios, solo nos queda pedir disculpas, con toda humildad y sinceridad, porque son exactamente ciertos. Aun así, nos gustaría precisar o, más bien, poner en contexto algunos de los datos que se exponen, aunque no es nuestra intención rectificar el escrito si no, más bien, ampliar la escena desde nuestro punto de vista (con un poco de humor, sí... ¿qué más podemos perder después de esta crítica tan demoledora?) para que cualquiera que lea nuestros textos pueda hacerse una idea más nítida de lo ocurrido.

El tema del aire acondicionado, ese tema tan controvertido... Aparte de sensibilidades diferentes al calor o al frío (puede que alguien que esté un poco resfriado, o con algo de fiebre, se sienta incómodo con el frío del aire acondicionado), estar más o menos cerca de la fuente de frío puede significar estar más o menos cómodo en la habitación. Si una persona se queja del frío, normalmente tiene preferencia, y más si ha llegado en primer lugar. Intentamos contentar a todos subiendo o bajando el termostato, dirigiendo las palas del aparato arriba o abajo para que no dé el aire directamente a quien se queja, pero no siempre es posible lograr el clima ideal. Disculpas por haberos hecho pasar calor.

La reserva era para las 15 h, ¡cierto! Pero las siete amigas no llegan juntas a esa hora y cuando la última de ellas llega a la mesa, el camarero toma nota, pasa la nota a la cocina, la cocina prepara los primeros y el camarero los lleva a la mesa y... ¡zas, las 15.30! Disculpas de nuevo y perdón por explicarlo como si se tratara de una jugada deportiva. Estamos todavía en lo "anecdótico", que se acabará con el arroz.

El vaso con medio tomate troceado o la ensalada por entregas: una pista de que algo no iba bien en la cocina. Solemos servir los platos completos, es una norma que seguimos la mayoría de restaurantes, pero sí, a veces alguien se olvida de algo pero intentar solucionarlo llevándolo más tarde a la mesa quizás no es una buena idea. La amiga que pidió la "Ensalada de salmón marinado con aguacate y salsa rosa" hubiera sido completamente feliz sin el tomate, con toda seguridad.

Igual que la amiga del gazpacho lo hubiera sido sin el huevo duro y el jamón ibérico, avisado ya en el menú: "Gazpacho con jamón ibérico, huevo duro y bastoncillos", una atrevida fusión del chef entre el gazpacho y el salmorejo.

Entramos en el drama. Error garrafal ofrecer un "Arroz negro con alioli" que no es negro porque no hay tinta de calamar. Y el error del camarero por no advertirlo en el momento de tomar la comanda (reconocido con tristeza por la persona en cuestión, no vamos a decir nombres...). Otros comensales fueron informados y comieron el "risotto con marisco" con satisfacción, pero es completamente cierto que en vuestro caso el arroz fue un desastre completo en cuanto a textura, sabor y presentación (los "champiñones troceados" eran trozos de calamar, por cierto).

Si los tiempos son correctos, que lo deben ser, a la llegada del arroz negro a la mesa (16.15) ya la cocina daba por finalizada su tarea en los fogones, pues su horario es hasta las 16 horas, si no hay comensales que esperen platos calientes. Con el arroz en la mesa, la brasa ya estaba apagada hacía un rato. Pero, inesperadamente, llega a la cocina la comanda de dos butifarras a la brasa (y un tataki de atún, que no aparece en el relato, por lo que cabe deducir que estaba correcto, como mínimo). Como las butifarras son gruesas y van de segundo plato, los de cocina las ponen al fuego ya con los primeros, para que se hagan bien por dentro. En este caso no tuvieron la oportunidad de hacerlo porque fue un segundo de sustitución de última hora. Es cierto que el camarero hubiera podido caer en la cuenta de que eso iba a suceder, que se tardaría algo de tiempo en poder servir una butifarra (longaniza) bien hecha, y podría haber advertido a las personas que escogieron el plato.

No sabemos si este extenso relato nos hace perdonar un poco o no, pero lo cierto es que vuestra mala experiencia ha sido una cuestión de mala suerte, en la que se han ido sumando una serie de errores que se hubieran podido evitar con un poco más de pericia por nuestra parte. Por supuesto este no es nuestro estilo en atender a nuestros clientes, como puede leerse en otras reseñas en las que otras personas que nos han visitado han alabado nuestros platos y servicio.

Sabemos que hemos perdido la oportunidad de causaros buena impresión pero, 974isabele, te rogamos, a ti y a tus amigas, que aceptéis nuestras disculpas y que sepáis que para nosotros no hay nada peor que haber hecho pasar una mala experiencia a nuestros clientes, pues va en contra del objetivo por el que alguien decide abrir un restaurante: ganarse la vida haciendo felices a los demás.

Informar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Opinión escrita 16 de julio de 2019 mediante dispositivo móvil

Estuvimos con unos amigos cenando, y aunque la comida no estuvo mal, la verdad es que fue caótico. Sacamos la conclusión de que quizás tienen un problema de personal en la cocina, ya que los platos salieron muy muy lentos en gran parte de las mesas.
La relación calidad precio no está equilibrada, el precio es bastante elevado. A destacar positivamente la atención del personal, a pesar del caos, estuvimos muy bien atendidos.
Entre cinco pedimos 4 entrantes para picar, ninguno a destacar, y cada uno un plato principal. El mío, un secreto ibérico, estava muy seco y pasado. Los postres estaban bastante bien, sobretodo los dados de cacao y la tabla de quesos. Los coulants estaban secos por dentro.
Lástima

Fecha de la visita: julio de 2019
1  Agradecele a Marta C
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron Àpats Quattros también vieron

Tarragona, Costa Dorada
Tarragona, Costa Dorada
 
Tarragona, Costa Dorada
Tarragona, Costa Dorada
 
Tarragona, Costa Dorada
Tarragona, Costa Dorada
 

¿Estuviste en Àpats Quattros? Compartí tus experiencias

Escribí tu opinión Compartí tus fotos

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

¿Es el propietario o administrador de este establecimiento? Solicite su perfil gratis para responder las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Solicite su perfil