Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Consultá la disponibilidad del alojamiento.
Hay hoteles similares disponibles.
Ver todo
Hoteles cercanos
Opiniones (21)
Filtrar opiniones
21 resultados
Calificación de viajeros
14
4
3
0
0
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Calificación de viajeros
14
4
3
0
0
Consultá qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
1 - 6 de 21 opiniones
Escribió una opinión el 11 de febrero de 2021

Hablar de La Cenaida me hace recordar a momentos de atardeceres, mates a la orilla de la laguna, asados mientras la luna esta asomando entre las montañas...
La Cenaida es una finca que cuenta con 4 cabañas y una casa de campo enclavadas en un lugar estratégico de San Rafael, y esto es debido a que esta en un lugar muy cómodo para poder movilizarse hacia todas las atracciones turísticas, alejado a 14 km del centro brinda paz y tranquilidad asegurada.
La finca cuenta además de las cabañas con un apart hotel recién estrenado con detalles de decoración de una calidez única.
Cuando se atraviesa la tranquera no solo se encuentra con los viñedos de uva Malbec, sino también con cultivos de nueces, duraznos, pelones, aceitunas, peras, etc.
La vista de las cabañas es hacia una laguna que cuenta con un muelle que es el deleite de grandes y chicos ya que no solo se puede tomar un baño en ella, ya que cuenta con agua del rio, sino que también es el lugar para sentarse a contemplar todo el tiempo por su belleza natural.
Podría detenerme a hablar acerca del equipamiento de las cabañas, con sus 2 habitaciones, aire acondicionado, ventiladores de techo, cocina con horno y microondas, heladera con freezer, galería cubierta con parrilla, direct tv, servicio de ropa de blanco cada 3 días junto a la esmerada limpieza de Cinthia, o incluso mencionar sus 2 piletas que junto a la laguna hacen que en esta época de pandemia los huéspedes jamás se amontonen en ningún lugar, pero eso no equipara en nada a lo que es el verdadero lujo de La Cenaida, que es su calidad humana.
Diego, Néstor, Mayra, Susana, Silvia junto a sus increíbles mascotas, Toro, China, Maite, Kimchi, son personas y mascotas increíbles!! Desde el primer momento que me contacte con Diego, se mostro tal cual es, humilde, sencillo, predispuesto a solucionar cualquier inconveniente que se presente, ama lo que hace, le pone pasión y esfuerzo, no se conforma con que el huésped este contento, quiere que cuando uno se va, este pensando cuando va a regresar.
Néstor, el creador de esos cultivos maravillosos, de ese sistema de riego arquitectónico, que se tomo unas horas para explicarnos todo acerca de la finca, que cosecho para nosotros diferentes frutos, el hombre que lo veías trabajando al amanecer hasta entrada la noche. Susana, su cálida esposa, que cuando hablas con ella te hace sentir una calidez increíble. Mayra, que continuamente se acercaba a saludar, a ver si estaba todo bien, al mismo tiempo que se ocupa de la crianza de sus bellos hijos. Silvia, que tiene un almacén de artículos regionales que ellos mismos realizan con todo lo de la finca, que tiene una huerta orgánica, que pinta los cuadros que decoran las cabañas.
Ese es el valor agregado que uno busca, cuando se toma vacaciones, porque un lindo paisaje lo da la naturaleza, pero la calidez la da, las personas.

Fecha de la estadía: febrero de 2021
    • Calidad/precio
    • Habitaciones
    • Servicio
Agradecele a ferderiver
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 25 de enero de 2021

Nos alojamos en este lugar durante enero de 2021 somos una matrimonio con dos hijas. El predio tiene dos casas de campo y 4 cabañas. Todas estan estrategicamente ubicadas dentro de los sembradios de olivas, arboles frutales viñedos y parras. Posee dos piletas, una en cada lado de la laguna artificial que sirve de riego. Piletas; UNa es mas profunda 1.70 mas o menos de profundidad y una mas grande con menos profundidad. La laguna (es bien grande y con por lomenos 3 metros de profundidad) ideal para hacer kayak, o nadar. De hecho estuvimos nadando bastante. Una tranquilidad absoluta. NO HAY SEÑAL DE CELULAR. Hay wifi que funciona adecuadamente. NOs toco una cabaña con dos habitaciones (entiendo que todas son asi) una con cama matrimonial, mesas de luz y un placard; la otra habitacion con 3 camas placard
Hay un ventilador de pie , aire acondicionado (quizas seria conveniente un aire mas grande, para nosotros con dias de 38 grados fue muy agobiante). Aunque claro, tanto calor fue atipico, en ese ambiente hay televisor, mesas y sillas, chimenea, cocina con mesada, heladera con freezer, estante, ademas una cama mas, que nosotros usamos como sillon. Muchas ventanas, lo que permitia a la noche airear los ambientes.. Tiene en la entrada el asador con mesas y sillas. Estacionamiento techado. Unos atardeceres espectaculares, no pudimos quedarnos mas tiempo porque no habia mas lugar. Me enamore de Mendoza por este lugar. La atencion de los anfitriones Diego y Nestor, no es una cuestion menor. Nos explicaron muchas cosas. El SR. Nestor nos enseñó las diferencias de las uvas, cosechas, tiempos etc. Podias realizar caminatas por el lugar. Tenia limpieza cada 3 dias, y toallas y sabanas. El precio super razonable. LO RECOMIENDO. VOLVEREMOS!!

Consejo sobre habitaciones: Si pueden pidan las cabañas que no de todo el sol de la tarde, porque quedan muy calientes, hace mucho calor.
Fecha de la estadía: enero de 2021
    • Calidad/precio
    • Habitaciones
    • Servicio
1  Agradecele a Gabriela2012
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 22 de febrero de 2019 mediante dispositivo móvil

Buscaba un lugar con vista a viñedos y con un precio razonable para alojarnos y este me pareció una buena opción. El lugar es muy lindo y tranquilo y tener la cabaña a pasos de los viñedos está muy bueno con muy lindas vistas, incluso la pileta está literalmente al lado de las viñas, está muy bueno poder caminar por el viñedo o sentarse en la galería a ver la vista, pero lamentablemente el interior de la cabaña me pareció demasiado básica. Creo que se podría mejorar mucho con algunos detalles. La cama principal no tiene cabecera, el cubrecama es horrible, la ropa de cama y almohadas bastante flojas, hay solo unos estantes para apoyar tus cosas, no hay placares ni percheros, en el cuarto de los chicos hay también unos estantes chiquitos nada más. El baño muy sencillo y te dejan un trapo de piso y secador de piso al lado de la ducha que apenas entras al baño ya te das la idea de que se va a mojar el piso al ducharte. Nos dejaron un jaboncito pero nada de shampoo, por suerte había llevado unos sobrecitos de shampoo por si no había. El aire acondicionado funcionaba pero no sé si no andaba bien porque no daba suficiente frío y nos tocaron días de calor. La cocina tiene una heladera grande con Freezer, eso es bueno. El equipamiento es muy básico, no hay un escurridor dónde poner los platos a secar , el tacho de basura es muy chiquito (debería ser más grande sobre todo si no hay limpieza diaria), el mantel era viejo y feo, el trapo repasador estaba roto, la esponja que te dan para lavar los platos es usada, cuánto mejor sería dejar una nueva a cada huésped. Son detalles nomás. No se cada cuánto o si limpian la cabaña, nosotros estuvimos solo dos noches y no limpiaron nada , no nos importo igualmente ya que fue muy corta nuestra estadía.
Cuando llegamos nos atendió Néstor , súper amable, no sé si es familiar de Diego con quién reserve , quien parece que se había olvidado de nuestra reserva, igual no hubo problema por suerte.
Rescato el lugar que es lindísimo pero el interior de la cabaña lo mejoraría .

Fecha de la estadía: febrero de 2019
Tipo de viaje: Viajó con familia
Agradecele a VirginiaF0707
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Diego S, Propietario en La Cenaida, respondió a esta opiniónRespondida el 28 de febrero de 2019

Hola Virginia, ya vamos a mejorar lo que mas podamos, tendrías q ir a lugares con mayores lujos la próxima. Yo soy Diego, Nestor es mi papa, y no me olvide, lo que pasa es que estoy en cama desde el 24 de diciembre, por eso se hizo cargo mi familia de tu cabaña y de el resto de las cabañas. Gracias por las sugerencias,

Informar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Escribió una opinión el 4 de febrero de 2019

Este restaurante está enclavado en un ambiente natural tipo monte, camino al Valle Grande, lo que permite disfrutar de lo mejor de la zona.
Apenas un llega se puede apreciar el olor a jarilla, planta típica de la zona y de aroma agradable.
Los platos que podemos degustar realmente son muy buenos pero lamento lo corto de la carta motivado por el hecho que en ocasiones, al faltar alguno de ellos, las opciones se reducen bastante.
No obstante, la atención es apropiada y algún arreglo se puede acordar en caso de que algún ingrediente no sea del agrado.
Lamentablemente han desaparecido las estufas de hierro que acompañaban al salón principal el cual se encuentra un poco desprovisto lo que hace que las conversaciones tengan ecos y falta música ambiental.
Los exteriores, si la noche no está fría, son espectaculares.
Seguramente estos detalles se van a ir corrigiendo pero recomiendo totalmente este lugar.
Aconsejo realizar reserva.

Fecha de la estadía: febrero de 2019
  • Tipo de viaje: Viajó con amigos
    • Calidad/precio
    • Servicio
Agradecele a rybatura
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 16 de febrero de 2018 mediante dispositivo móvil

Estuvimos alojados con mi marido, nuestra hija de 4 años y nuestra perra, 5 días aquí. Por falta de disponibilidad estuvimos 2 días en las cabañas con vista abierta al viñedo y Laguna, y 3 días en la casa de campo. Pudimos trastear Las dos opciones y ambas son encantadoras!
La magia de estar en contacto con la naturaleza, de recolectar y saborear las frutas de los frutales plantados en la finca, de disfrutar las vistas, es soñado.
La atención de Diego y su familia, es la mejor!
La tienda de productos regionales es divina y se pueden comprar productos elaborados por ellos mismos, entre otros.
En el restaurante se pueden degustar riquísimos y abundantes platos, y tiene una estética muy cuidada y moderna.
Recomiendo 100% estas cabañas para los que buscan desconectarse y disfrutar de la naturaleza.

Fecha de la estadía: febrero de 2018
Tipo de viaje: Viajó con familia
1  Agradecele a RomiAbrm
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones