Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Típica postal de la ciudad ”
Opinión sobre el Puente Colgante

Puente Colgante
Clasificado como N.º 2 de 61 cosas que hacer en Santa Fe
Certificado de Excelencia
Detalles de la atracción
Opinión escrita 11 de noviembre de 2017 mediante dispositivo móvil

Estuve 2 noches en la ciudad de Santa fe por negocios y aproveché para hacer al atardecer una larga caminata por el playón de la costanera junto al Puente Colgante. Muy buena experiencia. La recomiendo. Además cerca del faro hay una muy pintoresca capilla muy antigua para conocer.

1  Agradecele a Carlos B
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribí tu opiniónOpiniones (814)
Calificación de viajeros
Tipo de viajero
Época del año
Idioma
  • Más idiomas
Filtrar

68 - 72 de 814 opiniones

Opinión escrita 9 de noviembre de 2017

un hermoso puente que se puede transitar en auto o a pie,tiene una hermosa vista y es importante conocer toda su historia

1  Agradecele a Carlos C
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 8 de noviembre de 2017

Hay que visitarlo por la noche y verlo cambiar de colores, reflejándose en el río. Es un puente muy transitado, con lo cual hay que armarse de paciencia

1  Agradecele a Noel K
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 5 de noviembre de 2017 mediante dispositivo móvil

Algo infaltable para hacer en una visita a Santa Fe es pasar por el puente colgante, de día ofrece unas vistas hermosas y de noche se ilumina para gustar aún más!

Agradecele a Lucre V
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones
Opinión escrita 4 de noviembre de 2017

El puente original, cuyas piezas fueron elaboradas por la Société Chantiers et Ateliers de La Gironde en Francia entre 1920 y 1924, fue erigido por la gestión del ingeniero santafesino Marcial Candioti, presidente de Obras Sanitarias de la Nación, con la misión principal de llevar agua desde el río Colastiné hasta la ciudad de Santa Fe; el proyecto y la ejecución fueron encomendadas al ingeniero Antonio Paitoví; si bien ya podía transitarse en 1925, la inauguración oficial tuvo lugar el 8 de junio de 1928.
Pariente lejano del Willamsburg y el Queensborough de New York, del Golden Gate de San Francisco, o del puente del Bósforon en Estambul, sobrevivió a los avatares de diferentes gobiernos nacionales y provinciales por algo más de 55 años hasta que, el 28 de septiembre de 1983 (sobre el final del la dictadura militar que gobernaba a la Argentina), debido a la erosión producida en las fundaciones por factores humanos y naturales, colapsó la antena este y arrastró al resto de la estructura hacia el fondo de la laguna Setúbal: fue un golpe de gracia a una acelerada decadencia que había comenzado algunos años antes, cuando se dejó al puente sin mantenimiento.
En 1984 se inició la «recuperación» de la mayor parte de las piezas metálicas de fundición (acero negro), cables (acero dulce) y tablones de madera, que fueron trasladados al puerto de Santa Fe desde donde fueron robados en buena medida y por fin vendidos como descartes y chatarra a precio vil.
Lo que el viajero puede ver hoy es una réplica que, si bien se basó en los planos originales, es una impostación mera y vacía (tan vacía como las tuberías simuladas bajo el tablero de hormigón), una cáscara algo «manierista» por la inclusión de elementos ajenos fuera de proporción y por las prótesis e implantes introducidos para poder levantarlo de nuevo. La «genial idea» fue del gobierno del automovilista Carlos Reutemann y la restitución fue encargada a la filial Construcciones de la empresa Concesiones y Construcciones de Infraestructura (CCI) –entonces concesionaria en el país de los corredores Buenos Aires-La Plata, Buenos Aires-Mar del Plata y Cañuelas-Ezeiza– que acababa de recibir una jugosa capitalización del brazo privado del Banco Mundial: la Corporación Financiera Internacional (CFI); sobra decir que el Banco Mundial financió también el «rescate» del Puente Colgante.
El broche de oro a la parodia kitsch de puente (no sé si decirle mamotreto o mamarracho) fue puesto por la Municipalidad del intendente José Corral con la flamante iluminación LED que agrega el toque final a «la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser».
Alguna vez traté de imaginar qué sería del Partenón griego o del Coliseo romano –distancias aparte–si algún impetuoso líder se lanza a «restaurarlos» a su estado primitivo. En el caso del Puente Colgante se consolida el dicho popular de que segundas partes nunca fueron buenas.

Agradecele a Marcelo S
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.

Los viajeros que vieron Puente Colgante también vieron

Santa Fe, Provincia de Santa Fe
Santa Fe, Provincia de Santa Fe
 
Santa Fe, Provincia de Santa Fe
 

¿Estuviste en Puente Colgante? Compartí tus experiencias

Escribí tu opinión Compartí tus fotos

Propietarios: ¿cuál es su versión de la historia?

¿Es el propietario o administrador de este establecimiento? Solicite su perfil gratis para responder las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Solicite su perfil