Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (556)
Filtrar opiniones
556 resultados
Calificación de viajeros
501
39
10
3
3
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
501
39
10
3
3
Consultá qué dicen los viajeros:
Filtrar
Actualizando la lista...
2 - 7 de 556 opiniones
Opinión escrita 3 de febrero de 2017

Despues de un largo viaje, de problemas en migraciones, muertos de hambres decidimos buscar donde comer. El camino nos llevó hasta la entrada de un hotel donde la palabra restaurante nos obligó a parar. Lugar bellisimo, jardines increibles. Pero lo importante era comer. Eramos los únicos debido a la hora, no obstante pudimos comer. Y muy bien, muy sabroso, muy bien atendidos. Abi fue la persona que nos atendió, nacido en Mauritius, simpático, agradable y muy educado. Abi es la mejor publicidad del hotel. Nos llevó a recorrerlo, a ver las vistas fantásticas desde todos los ángulos, nos sacó fotos al lado del sauna allá arriba con la vsita espectacular de las otras islas. Nos contó sobr el hotel y sus servicios. Fue genial!! Si volvemos alguna vez, com seguridad iremos a ese hotel.

  • Estadía: enero de 2017, viajó con la familia
    • Limpieza
    • Servicio
Agradecele a Mercedes91255
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 15 de diciembre de 2016

Este diciembre nos alojamos 4 noches para descubrir Praslin y celebrar un aniversario: qué gran elección. Desde el momento en que llegas hasta que te vas, el SERVICIO es FABULOSO; agradezco de forma especial al personal de limpieza (que dejan la suite impecable día y noche), a Rajiv por sus valiosas recomendaciones y a Avi y Uno, por su atención.
Las instalaciones son sensacionales: 9 habitaciones, una piscina ideal y un jacuzzi exterior, todo con unas estupendas VISTAS al océano.
La comida es muy buena, a destacar el pescado y los postres.
El único punto negativo fue no poder hacer la salida a Grande Soeur porque éramos pocos huéspedes.
Hotel recomendable para parejas que busquen tranquilidad y una estancia especial en Seychelles.

  • Estadía: diciembre de 2016, viajó en pareja
    • Ubicación
    • Calidad del descanso
    • Servicio
Agradecele a GemmaTrip
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 17 de junio de 2015 mediante dispositivo móvil

El emplazamiento del hotel, las vistas excepcionales de 360 grados, los jardines y terrazas que rodean cada zona del hotel,el spa maravilloso sobre el oceano, el impresionante jacuzzi a cielo abierto, la comida exquisita y preparada por los mejores chefs, la atencion personalizada, los detalles infinitos (tazas de porcelana, cubertería bañada en plata de cristofle, sabanas de lino, sándalo en la bañera, flores frescas a toda hora.....podría seguir durante horas!), el impecable servicio dispuesto a complacer a toda hora....desde el saludo personalizado del director del hotel hasta la explicación diaria de la comida hecha por el chef durante la cena...)...

Mi marido me organizó una cena sorpresa en una terraza por nuestro aniversario....y desde el hotel cuidaron que todo fuera perfecto...velas, camarero personalizado, montañas de flores, un menú personalizado (e impreso con mi nombre!) y hasta una camarera solo para nosotros!!!!!

La visita a la isla es también unobde los broches de oro de la estancia en seychelles. Una isla desierta y magnifica para un puñado de huéspedes...y de nuevo..que servicio!!!

En resumen:
Es un lugar mágico. Quizas no tenga los servicios de un gran hotel cinco estrellas, pero ese es sin duda su encanto, uno se siente en casa, mimado, feliz. Un refugio maravilloso para solo 9 huéspedes. Sin duda volveremos. Espero que muchas veces.

Estadía: junio de 2015, viajó en pareja
1  Agradecele a stefanoyeva
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 15 de noviembre de 2014

Nosotros fuimos una semana en agosto de 2014.

Ubicación: el Chateau está al lado del ferry y "lejos" del aeropuerto (la isla es pequeña). Está en un alto con estupendas vistas. Hay que coger coche para todo, pero el establecimiento te lo proporciona (lo pagas y luego te lo descuentan de la factura). Se conduce por la izquierda, en general sin problemas, no hay grandes distancias.

Hotel: muy pocas villas, muy tranquilo y de atención muy personalizada, si no te gustan los macro-hoteles, este sitio es ideal. Arriba del complejo hay un spa y un jacuzzi exterior.

Habitación: Nosotros estuvimos en la Villa que tiene la terma romana, era fantástica. La terma está en la terraza con las vistas que veis en la foto que adjunto, está bajo techo y con acceso directo al baño. Es un cubo con profundidad de agua calentita donde da gusto estar a la vuelta de un día de playa antes de la ducha y la cena. Tiene un botón para que la puedas poner en marcha y calentar cuando quieras. Salta de vez en cuando para mantener la temperatura pero le das al botón y la apagas si te molesta el ruido. No salta de noche así que no hay problema de ruido nocturno. La ducha no es exterior, cosa que se agradece: no tiene barreras, el suelo se inclina hacia el desagüe, otra gozada. Tiene también bañera grande. La terraza es grande y cómoda.

Comidas: cogimos desayuno y cena: al ser pocas villas, no hay buffet. En el desayuno se hizo un poco repetitivo, pero puedes elegir de una carta donde hay siempre huevos de las gallinas que tienen y que están muy ricos. La fruta, una decepción: no es temporada de mangos, la piña era sosa, el melón y la sandía más soso aún, lo más rico era el platanito y la fruta de la pasión. La cena era en plan gourmet: un menú diferente cada día que preparaba un chef que luego se pasaba por las mesas a saludar y recibir las felicitaciones: la comida era rica, para nosotros que somos muy vegetarianos un poco pesada, porque no podías elegir, era el menú preparado. Es mucho a base de pescados y había alguna noche criolla que te chupabas los dedos con los curries.

Servicio: son todos muy amables y tratan de ayudar en todo, aunque no son la rapidez en persona. Charlie es el alma del lugar, cuida de todos en las comidas y viene también a la excursión de la isla. Eso sí, se empeña en hablar en español, que casi no sabe, y a veces no había forma de enterarnos de las cosas! El día que llegamos lo hicimos con 7 horas de retraso por retraso en el avión y nos dieron de cenar aunque había pasado ya la hora. Además no teníamos las maletas y ellos nos ofrecieron camisetas para dormir y algo para asearnos, la gente de recepción fue encantadora.

Excursión a la isla: el dueño del Chateau tiene una isla y los fines de semana, si el tiempo lo permite, organiza una excursión a la isla sólo para los huéspedes. Es un dinerito, pero merece la pena: un lado de la isla es para hacer snorkel (ojo a los corales, hay que alejarse un poco de la orilla para que haya profundidad suficiente y no sea peligroso cortarte o no los machaques), el otro lado es una playa de película, pero con mucho oleaje (al menos en agosto). Dentro hay tortugas de tierra. Nos hicieron una barbacoa en el pescado más rico que he probado en mi vida.

Otras cuestiones de interés cuando se viaja en agosto a Praslin:

Tiempo: temperatura ideal, entre 26-28 grados todo el día, nubes y claros, apenas alguna llovizna ocasional, brisa continua del sureste, no se pasa calor en ningún momento.

Mar: En general muy movido: ojo a los buceadores: nosotros íbamos con idea de hacer snorkel y buceo sin parar, pero NO ES LA TEMPORADA para hacer esto: hay muchas corrientes y muy poca visibilidad, no más de 5 metros. Sólo buceamos un día en Ave María y ya no buceamos más, era muy incómodo por las corrientes y no se ve nada. En esta temporada la cosa es así. Snorkel sí hicimos yendo a la zona de sotavento de la isla, pero aún así, poca visibilidad y mucho movimiento. Eso sí, lo que ves es precioso: peces loro, trompeta, ángel, barracudas, calamares...Nosotros íbamos a Anse Lazio, a la esquina de la derecha según miras al mar. Muy recomendable también coger desde Cote d'Or una barca que te lleve a La Reserve (no se puede acceder por tierra si no estás alojado en el Hotel La Reserve): allí el mar está más tranquilo y hay mucha vida.

Valle de Mai: como algún día estuvo muy nublado, fuimos y nos gustó. La vegetación es increíble y los tipos de palmeras, muy curioso. No se tarde mucho en recorrer.

Playas: La playa que tiene abajo el Chateau no la usamos, cuando fuimos estaba llena de algas y medusillas pequeñas y muy movida. Anse Lazio es muy bonita y hay tortugas de tierra. Cote d'Or es más larga y muy paradisíaca, más fácil para bañarse y tiene más zonas de restaurantes y los dos centros de buceo. Se aparca bien. Anse Georgette: fuimos sin reservar una tarde que estaba muy nublado y al llegar a la verja del hotel nos dijeron que había que reservar pero que esta vez nos dejaban pasar. La playa es bonita, pero ahí de snorkel nada de nada, la arena estaba totalmente revuelta.

Idiomas: todo el mundo habla 3 idiomas: criollo, francés e inglés. El centro de buceo Octopus lo lleva una pareja francesa que vivió en Ibiza, hablan español.

Medicinas: llevad de todo porque en estas islas no hay nada. En concreto, si hacéis snorkel, ojo al coral que con tanta corriente es fácil cortarse. Nos pasó y no basta con pomada antibiótica y betadine: hay que tomar antibiótico desde el primer momento porque se infecta. Al final tuvimos que ir al "hospital" pasados unos días cuando fuimos a La Digue y el protocolo fue: antitetánica, antibiótico (que solo te dan en el hospital, no hay farmacias) y curas con pomada y betadine.

Mosquitos, moscas de arena: en Praslin no vimos ni un mosquito ni una mosca de arena, era la parte buena de la brisa continua en esta temporada seca.

Consejo sobre las habitaciones: La villa de la terma romana es amplia, luminosa y cómoda. Cada villa es un poco diferente. Tener a tu disposición la terma es un lujo.
  • Estadía: agosto de 2014, viajó en pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del descanso
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
3  Agradecele a Paula G
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 25 de junio de 2013

Hemos estado 5 días en la Villa con piscina tipo jacuzzi exterior privada, disfrutando de nuestra luna de miel. El hotel es simplemente perfecto.
No hemos encontrado ningún defecto.
Lo mejor de este sitio, es que no es un hotel convencional. Únicamente hay 7 o 9 villas creo recordar de diferentes categorías. El lugar y la situación es idílica, maravillosas vistas al mar y a la naturaleza que ofrece este encantador lugar el cual echaremos mucho de menos La Villa es preciosa, y el entorno y la zona común también.
Es el lugar adecuado para tener una estancia en pareja, muy romántico y acogedor. No es un hotel familiar, es más adecuado para parejas, puesto que lo mejor de este sitio es que no hay ruido.. Es un hotel para relajarse, y disfrutar de él.
Es increíble como el diseño de todo guarda armonía con su entorno, con una maravilloso gusto para cada uno de los detalles. Todo está impecable y limpio.
El restaurante es muy íntimo y bonito. La comida es deliciosa (comida criolla 100%, fresca y de deliciosa elaboración). Felicidades al Chef, porqué cada día nos sorprendió con sabores y platos que nos dejaron maravillados.
También, son muy buenos los cocktails. Recomiendo tomarse uno en el jacuzzi que hay en la colina al aire libre, disfrutando de las vistas del atardecer.

Otra recomendación, es que si tenéis opción, los fines de semana se organiza una excursión a dos islas privada que se llaman "Sister Islands", La visita se realiza a la mayor de las islas, conocida como "Gran Soeur". Es una isla preciosa, en la cuál podréis disfrutar de un paseo marítimo, hacer snorkel (hay muchísimos peces de colores, rallas, coral, tortugas marinas...), podréis ver las 9 tortugas terrestres que andan sueltas por la isla, disfrutar de sus dos maravillosas playas, y comer la deliciosa barbacoa que os prepararán.

Volviendo al hotel, lo que más nos ha gustado, es la dedicación, amabilidad y el trato de todo su personal.
Sobretodo estamos muy agradecidos de haber conocido a personas tan especiales como Cedric, Harry, Sarah, Charly, Buba, etc... Chicos este hotel no se merece un 10, se merece una matrícula.
Sin duda volveremos. Ainhoa & Sidney

Consejo sobre las habitaciones: Villa Suite con Piscinita (jacuzzi exterior) y terraza. (NÚMERO 7)
  • Estadía: junio de 2013, viajó en pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del descanso
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
6  Agradecele a Ainhoa0806_84
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones